Las bisagras

Autor: Puertas.net 31 Agosto 2011 en Actualidad sobre puertas y ventanas
Las bisagras El tamaño, peso y forma de las puertas hacen que la bisagra deba ser pequeña y delicada o pesada y duradera

Una bisagra es un herraje compuesto de dos piezas unidas entre sí por un eje o un mecanismo de forma que fijadas a dos elementos, permiten el giro de uno respecto al otro.

Para empezar, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos importantes. El tamaño, peso y forma de las puertas hacen que la bisagra deba ser pequeña y delicada o pesada y duradera.

También debes recordar que si bien la mayoría de los tipos de bisagras son reversibles (los extremos se pueden montar en posición vertical), algunos se hacen para puertas de derecha o puertas de izquierda en particular. Un ejemplo es la bisagra de libro. Con esta bisagra, la más común para puertas, el perno se debe quitar de la parte superior, por lo que esta bisagra no se puede revertir.

Tú podrás decidir si necesitas una bisagra de derecha o de izquierda poniéndote de pie en el exterior de la puerta. Si se abre la puerta hacia tu lado derecho, necesitas bisagras de derecha. Si se abre hacia tu lado izquierdo, necesitas bisagras de izquierda.

Piensa también acerca de cuánto quieres mostrar de la bisagra cuando la puerta está cerrada. Si deseas mostrar la bisagra, debes buscar alguna decorativa que tenga relación con el diseño general o una simple y funcional que no se tome en cuenta. Si deseas que la mayor parte de la bisagra esté oculta, de alguna manera afectarás la funcionalidad y facilidad de uso.

A continuación te mostramos una lista de algunos de los tipos más populares de bisagras y sus usos comunes.

  • Los pernos de quicio: Deben estar permanentemente lubricados. Son de las bisagras más caras y se suelen usar para montajes de puertas de servicio pesado, tales como puertas de apertura al exterior de un edificio.
  • La bisagra mariposa: se utiliza en puertas livianas. Este tipo de bisagra está disponible en una variedad de formas y patrones.
  • La bisagra de doble acción: Se abre en ambas direcciones y se usa principalmente para puertas plegables. La ventaja es que se cierra automáticamente.
  • La bisagra de cazoleta: No es tan fuerte como el resto de las bisagras y se utiliza principalmente en armarios y roperos.
  • Las Bisagras invisibles: Normalmente vienen en tamaños de 25mm y 36mm. El beneficio de la bisagra oculta es que puede regularse una vez instalada. 

Foto: Acceal

Autor: Puertas.net

Deja tu comentario

Ver